Actuaciones Marzo

MARZO
La primavera ya está llegando para nuestros árboles, comienzan a despertar y a dar muestras de actividad prácticamente un mes antes de que entre la primavera oficialmente. Si las heladas han desaparecido en vuestra zona se pueden ir desubicando de su morada invernal, pero se deben volver a proteger al mínimo peligro de temperatura bajo cero ya que las nuevas yemas pueden estropearse con el frío.

¿Y como sabemos si a nuestro árbol le ha llegado la primavera?  Debemos observar que las yemas empiezan a hincharse mostrando el despertar del nuevo ciclo  cercano a brotar, los prunus comienzan a florecer, las raíces empiezan a despertar blanqueando sus puntas indicándonos que han comenzado a crecer.  Este mes nos espera mucho trabajo.

Los tropicales aún deben esperar su trasplante a Mayo-Junio.

TAREAS ESPECÍFICAS:

1.- Prevención y tratamientos:
Si no habéis aplicado los aceites insecticidas preventivos como deberíais ahora debéis esperar a que las primeras hojas estén bien formadas y maduras para aplicarlos. Si la brotación ya es visible  los aceites a estas alturas podrían estropear los nuevos brotes. Es hora de estar pendientes de las plagas de bichos. Aunque hayamos hecho un tratamiento preventivo, eso no nos librará de que alguno de nuestros arbolitos se contagie de una plaga de pulgón de algún vecino o de alguna otra planta que podáis tener cerca.  Tenemos que estar pendientes de los posibles inquilinos, puesto que aunque hayamos minimizado el riesgo de que se reproduzca una plaga del año pasado, nunca podremos evitar una plaga nueva…Al igual que comienzan a aparecer los brotes en las plantas comienzan a brotar los insectos en nuestros árboles.

Una buena forma de tratar de evitar que aparezcan hongos, como  ya hemos dicho en otras ocasiones, es no regar una vez haya pasado el sol ya que de esa forma el sustrato permanecerá menos tiempo “encharcado” y los hongos tendrán menos oportunidades de crecer puesto que la humedad es uno de sus caldos de cultivo.

El pinzado de brotes para aquellos árboles que lo requieran será otra de las tareas principales de este mes.

2.- Los árboles que vayamos a trasplantar:

– Debemos estar muy pendientes de los árboles que tengamos que  trasplantar ya que es muy importante hacerlo en el momento oportuno. Cuando comienzan a engordar las yemas y apuntan la salida de las nuevas hojitas es el momento. Por ejemplo en los olmos aparecen unos puntitos diminutos de color verde intenso que son los proyectos de las nuevas hojas, ese es el momento idóneo.

– Podemos trasplantar un árbol que acaba de brotar hace unos días, pero siendo conscientes de que ya no estamos en fechas y que la actividad del árbol será mayor, deberemos tener en cuenta que la poda de raíz habrá de ser mucho más suave y cuidadosa. Si ya ha brotado y podemos dejarlo para el año que viene mucho mejor.

– En condiciones normales de clima,  siempre y cuando el dichoso cambio climático no nos cambie la temperatura, la época ideal para trasplantar los caducos seria entre finales de febrero y primeros de Marzo. Y el momento exacto, como ya hemos repetido varias veces, es cuando veamos que las yemas empiezan a engordar. Si se trata de árboles frutales (prunus) en los que aparece primero la flor y luego las hojas, trasplantaremos cuando se hayan abierto el 80% de las flores y aún no haya aparecido la hoja. Dicho de otra manera, después de la flor y antes de la aparición de la hoja.

– Cuando hayamos acabado con los caducos, será el momento de ponerse con pinos y perennes (Pyrancantas , juníperos, loropetalum , madroños, .. y cualesquiera otros perennes que tengáis). En los pinos también podréis observar como empiezan a engordar las velas, y en los otros caducos veréis también que el nuevo crecimiento anual empieza a ser visible. Recordar que toda poda de raíces tiene que acompañarse de una poda de la masa verde proporcional, excepto en los pinos,si no lo hacemos podemos hacer que el árbol llegue incluso a morir al no poder abastecer a la masa foliar que hemos dejado.

– Los tropicales es preferible dejar el trasplante para Mayo-Junio cuando ya no es posible que aparezca el frío y las temperaturas se han asentado siendo más suaves.

– Es buen momento para seguir con las podas y alambrados, aunque por ejemplo en los árboles de flor dejaremos la poda para después de la floración. La cicatrización de las heridas por poda que le hagamos a los árboles es ahora mucho más rápida. Ahora es el momento de eliminar todas las ramas innecesarias antes de que el arbolito brote.

3.- Los pinos

También es un buen mes para trasplantar nuestros pinos pero en este caso nunca liberaremos del todo a las raíces de la tierra como en los caducos. Los trasplantes de los pinos básicamente consisten en hacer la tierra más traspirable y reducirles el cepellón a un tercio con tierra y todo.

Si por alguna circunstancia tuviéramos que quitar la tierra que traen lo haríamos en porciones pequeñas y en sucesivos trasplantes, lo que supondría varios años para esta operación, nunca en un solo trasplante. Y lo más importante de todo es que el árbol tiene que estar muy fuerte para trasplantarlo, de lo contrario dejarlo tranquilo hasta que esté preparado para trasplantar.

En caso de que no trasplantemos podemos arreglar un poco el drenaje de la tierra si vemos que está un poco saturado y el agua al regar no filtra bien.  Lo primero es rascar un centímetro de la superficie de la tierra, las sales se concentran en la superficie formando una capa que impide la filtración del agua y de esta manera eliminaremos dicha capa. La segunda opción es que de vez en cuando, introduzcáis el palillo hasta el fondo del sustrato para realizar agujeros que servirán para la aireación y drenaje de la tierra.

Después de haber hecho todo esto si no funciona y si creéis que el árbol no está fuerte y no aguanta hasta el año que viene sin trasplantar también tenéis la opción de pasarlo a un tiesto mayor hasta que el árbol se fortalezca. Todo antes de trasplantar un pino débil.

También este mes podéis realizar tareas de poda y alambrar si no lo hicisteis en otoño.

4.- Ubicación
Como dice un buen amigo:
“Para los que aun tenéis los árboles en casa… y sigáis convencidos de que están genial porque con la calefacción no pasan ni frío ni calor, hacedles un favor a vuestros árboles y sacadlos fuera… eso sí, como siempre o fuera o dentro… pero nada de sacarlo de día y meterlo de noche…”

Para los árboles que teníamos un poco protegidos del frío, resguardados, es el momento de poner nuestros árboles al sol.. El sol ahora es muy suave y es lo que necesita el árbol para romper a brotar con fuerza y estar en plena actividad.

Aun así dependiendo de las zonas y según vuestro clima, cuidado con las heladas tardías, en muchas zonas de la península en marzo aun cae alguna helada perdida… y justo después del trasplante puede ser especialmente malo para nuestros arbolitos.

Es generalizado el consejo de proteger del sol 15 días los árboles recién trasplantados y sobre todo del aire fuerte, y aunque hay opiniones de expertos en bonsáis en este país que no son partidarios de esta norma, este consejo es generalizado.

TAREAS HABITUALES:

5.-Riego:

Nuestros bonsáis  empiezan a ya a brotar a partir de ahora  necesitan más agua pero  regando influimos también en su crecimiento. No hay que regar demasiado, sólo lo necesario para evitar que broten más deprisa  o que desarrollen brotes con entrenudos largos.

Como ya sabéis por otros meses, regaremos nuestros árboles cuando lo necesiten, es decir cuando la capa superior del sustrato comience a secarse o la akadama de muestras de estar seca, ya sabéis observar el color.  En invierno podemos alargarlo un poco más pero conforme van aumentando las temperaturas y sus hojas necesitarán más agua. En esta época debemos tener especial cuidado con los días calurosos que no son propios de esta época en los que el árbol necesitará agua y quizás las fechas nos hagan confiarnos.  En definitiva observar los sustratos que es lo que os dará la indicación de cuando regar.

De todos modos tampoco es bueno excederse, sobre todo en los árboles formados ya que un riego excesivo provocará crecimiento mayor de las hojas y entrenudos de las ramas así como de las agujas de los pinos, así que regad cuando os lo pidan los árboles (es decir cuando el sustrato empiece a secarse) pero sin excederse, mejor un poquito “de menos” que un poquito “de mas”.

Hablando de riego y trasplante no olvidéis que el primer riego después del trasplante ha de ser abundante: “hasta que el agua salga limpia”. Esto se hace para eliminar el polvo que aun después de cribar el sustrato haya podido quedar adherido. A mí me da buen resultado después de los trasplantes mantener el sustrato humedecido (no encharcado) hasta que pasan quince días , de esta manera y hasta que el sustrato se compacte un poco más doy tiempo al árbol a que se adapte a la nueva tierra.

6.-Abonado:

Es muy importante no abonar los arboles hasta que comiencen a dar muestras de brotación pasados esos quince días. Tan solo le aporto vitamina B y aminoácidos que el árbol necesita para crear raíz.
         Según vayan brotando vuestros árboles deberéis ir empezando a abonarlos suavemente.
El abono ha de ir en consecuencia con el objetivo que tengamos para el árbol en cuestión, para aquellos que queramos que se desarrollen vigorosamente usaremos un abono más equilibrado y con un contenido en nitrógeno un poco más alto sin pasarnos, siempre teniendo en cuenta que a mas nitrógeno mas crecimiento de la parte verde, es decir hojas más grandes y entrenudos más largos y eso es precisamente lo que en la mayor parte de las ocasiones NO queremos en bonsai. También debemos tener en cuenta que un aporte excesivo de nitrógeno puede matar la planta por lo tanto yo no usaría un abono con un aporte de nitrógeno superior a 8 en un prebonsai. En un árbol en formación o pre bonsái el tamaño de las hojas es algo que no nos preocupa en exceso, nos preocupa el crecimiento de árbol ya que ese será un detalle en el que nos fijaremos más adelante, cuando el resto del árbol (tronco, raíz, ramificación primaria…) ya tenga el aspecto que buscamos.

Para aquellos árboles que queramos que se  mantengan y que no queramos que sus hojas crezcan en exceso usaremos un abono con mínimo contenido de nitrógeno.
Respecto al tipo de abono siempre es más recomendable el orgánico porque su degradación hace que los macro y micro elementos se cedan al sustrato de una forma controlada, estable  y más lenta, de modo que la raíz los absorbe cuando los va necesitando y cada vez que regáis.

Los abonos químicos por el contrario dejan los componentes “de golpe” en el sustrato y en mucha mayor concentración, pudiendo quemar la raíz sin dar una alimentación equilibrada al árbol.

Aun así, si queréis usar un abono químico si lo usáis con precaución puede ser válido como un orgánico o complementar puntualmente a un abono orgánico. Por ejemplo yo lo uso en Mayo-Junio para darle aporte de fosforo y potasio a los árboles de flor para la creación de yemas de forma puntual.

Solo hay que tener algunas cuestiones en cuentapara el abono químico:

1.- Usar concentraciones bajas (menores de las recomendadas por el fabricante) para no quemar las raíces.

2.- Si es líquido, en tres o cuatro riegos habremos lavado el sustrato por lo que deberemos ser metódicos y más constantes en la frecuencia del abonado.
3.- Respecto al famoso nitrophoska (bolitas azules) de liberación lenta, según dicen su mayor problema es que mata la flora bacteriana del sustrato que descompondría los abonos orgánicos por lo que nos obliga a que una vez hemos abonado con nitrophoska seguir abonando siempre con un abono químico. No se cuanto de cierto tiene esa afirmación ya que es un comentario de “aficionado” a “aficionado”, pero por si acaso a alguien le sirviese (tanto para reforzarla como para negarla) la dejo aquí. Yo no lo uso en absoluto.
7.-OTRAS TAREAS

         Es una buena época para hacer esquejes incluso de coníferas, sembrar semillas, practicar injertos y acodos.

Retirar los alambres que pusimos en octubre es otra actividad que debemos hacer antes de que las ramas comiencen a engordar y este se marque.

Limpiar los troncos de los árboles de musgo que el invierno se habrá encargado de cubrir, lo podemos hacer con un cepillo y agua.

 

 

 

Escrito por Mª Carmen Mula
Comments
  1. 3 años ago
  2. 6 años ago
  3. 6 años ago
  4. 6 años ago
  5. 6 años ago
  6. 7 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *