Actuaciones Noviembre

NOVIEMBRE
El otoño está ya en pleno apogeo, los árboles ya amarillos o rojizos y con las pocas  hojas que les quedan están preparándose para el frío. Con los primeros fríos nocturnos el árbol corta la comunicación con la hoja para evitar perder nutrientes preparándose para el invierno. La hoja ajena a esto sigue produciendo glucosa acumulándola sin poder enviarla al árbol. Esa concentración de azúcares es lo que produce el cambio de color en función de la sustancia que predomine, se volverá rojiza, amarilla o incluso azulada. Finalmente la hoja muere desprendiéndose del árbol.

El árbol sacrifica sus hojas para sobrevivir, muere parcialmente para salvarse del frio invierno.

 

TAREAS ESPECÍFICAS:
1.- Trasplantes:
Podemos hacer algunos trasplantes antes de que llegue el frío de verdad: pinos, juníperos, coníferas y muchos otros perennes pueden trasplantarse en esta época, incluso podemos meternos con algún caduco que ya no tenga masa verde pero  siempre con mucho cuidado, intentando dañar las raíces lo menos posible y cuidándonos mucho de proteger estos árboles de las heladas ya que se encontrarán más indefensos frente a estas. Si no tenéis mucha experiencia, no os arriesguéis y dejad los trasplantes para primavera, total sólo hay que esperar dos o tres meses.

2.- Podas.
Si el árbol ya está sin hojas es un buen momento para ver su estructura, y para hacerle una pequeña  poda. El inconveniente de hacerlas ahora es que la actividad del árbol se está ralentizando y las heridas que le causemos tardarán mucho más en cerrar, por lo que debemos ser muy cuidadosos para cubrirlas bien y no hacerle podas agresivas. Las  podas radicales debemos dejarlas para finales de invierno, puesto que con la llegada de la primavera el árbol cerrará mucho mejor sus heridas  y nos arriesgaremos menos.

3.- Alambrado.
La caída de la hoja nos facilita los trabajos de alambrado ya que podemos ver la estructura del árbol mejor, ayudándonos a situar las ramas correctamente. Tenemos que comprobar que el árbol aún tiene las ramas flexibles , en especial los de hoja caduca,  ya que la circulación de la savia disminuye y se van volviendo quebradizas.  Si ya están quebradizas debemos andar con mucho cuidado al alambrar.

4.- Preparación para el invierno.
Algunos de los árboles deben ser protegidos de las heladas y el frío. Si hemos elegido un lugar para protegerlos como un mini-invernadero, una estantería protegida, un rinconcito, es un buen momento para acondicionar el sitio elegido y trasladar el árbol antes de que el invierno entre con fuerza.

A veces simplemente con estar en un balcón, el techo de este evita que las heladas caigan directamente en el árbol y esto es suficiente. No es necesario poner el árbol en el interior de la casa, en el comedor con 20º de calefacción, el árbol tiene que invernar.

Otra cuestión son los tropicales que no soportan las heladas, son más sensibles al frío y por tanto debemos resguardarlos más. Los podemos situar en una galería cerrada, en un lavadero, en un porche…aunque en este caso lo que realmente le gusta a la gente es ponerlos en el comedor.

5.- Pinos
Debemos  limpiar agujas de años anteriores y este mes es aconsejable hacerlo. No debemos dejar agujas de más de dos años en el árbol.

Ahora si es buen momento de quitar alguna rama que sobre en un pino puesto que,  a la inversa del resto de los árboles, los pinos sufren menos ante las podas si están ralentizados por el frío. La pérdida de savia para ellos es muy importante y en este tiempo es mucho menor.
Es un buen mes para hacer injertos en coníferas.

6.- Otras tareas
Este mes no hay muchas más tareas que hacer salvo adecentar un poco los arbolitos. Limpiad malas hierbas sino en primavera os arrepentiréis. Lo que ahora son unas hierbecitas sin importancia puede convertirse en una plaga en primavera.

A los árboles de hoja perennes (no coníferas) , como por ejemplo el madroño, debemos también eliminar algunas hojas viejas y limpiar un poco de masa verde para facilitar que el sol llegue al interior, de esta forma conseguiremos en primavera mas brotación trasera.

Mantener el sustrato limpio de hojas muertas.

También podemos preparar las maderas muertas para pasar el invierno desinfectando y tratando con líquido de jin.  Aplicando con un pincel el liquido de jin diluido al 50% blanqueara y desinsectara la madera evitando que se pudra. Os recuerdo que el liquido de jin es toxico por eso debemos aplicarlo al aire libre o en un lugar ventilado.  Buscar un recipiente pequeño y echar poca cantidad e ir rellenando en función de lo que gastéis para evitar “respirar” con mucha cantidad de producto alrededor.

 

TAREAS HABITUALES:

Riego:
En esta época regad cuando el árbol os lo pida, conforme avanza el invierno las necesidades de agua en el árbol van disminuyendo. La tierra debe estar ligeramente húmeda  no empapada de agua, así evitaremos un mayor daño con las heladas.
Lo mejor es regar a media mañana, cuando el sol este en lo alto evitando regar los días de heladas.

Deberemos tener especial cuidado con no tener encharcados a los trasplantados en Otoño, ya que son los más sensibles al exceso de agua y a las heladas.

Abonado:
La regla en este caso, es muy simple… ¿Tiene vuestro árbol hojas? Pues mientras tenga seguid abonando… cuando las tire dejad de hacerlo… si tenéis a mano un abono bajo en nitrógeno, es el más apropiado y no olvidéis que el abonado de otoño es fundamental para la brotación de primavera. Es decir que el efecto de este abono no lo veréis hasta la primavera, porque el árbol está acumulando los nutrientes para el año que viene.

Si no abonáis correctamente y de forma abundante en otoño la brotación de primavera será muy débil.

Tratamientos Fitosanitarios:
Prácticamente podemos guardarlos todos a partir de este mes.                                                                                                    A todos los árboles de hoja caduca debemos dar un último repaso de fungicidas a los árboles con hongos y aplicar un aceite parafínico como preventivo para acabar con huevos de posibles plagas que también se están preparando para invernar o posibles insectos que aún queden en el árbol que también hibernan.

Podéis comprar un aceite específico o usar liquido de jin disuelto al 5-7% en agua.., lo que antes se llamaba aceite de invierno. Personalmente prefiero el aceite parafínico, es menos agresivo.
Con los perennes utilizaremos sólo aceite parafínico, si le echamos la disolución de liquido de jin corremos el peligro de quedarnos sin hojas y de cargarnos el árbol.

A final de mes es aconsejable dar un baño de cobre a los olivos y a las coníferas especialmente ya que tiene efecto fungicida y permanecerá en el árbol todo el invierno.

 

 

 

 

 

Escrito por Mª Carmen Mula
Comments
  1. 7 años ago
  2. 7 años ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *